miércoles, 16 de febrero de 2011

Macarrones al "Aglio Olio"

Hola chic@s! Hoy os voy a presentar una receta realmente sencilla y que personalmente me sorprendió mucho...


A todos nos ha pasado un día, que estamos en casa a la hora de cenar o comer y que no tenemos nada preparado o no tenemos ingredientes... Esto justamente me pasó a mi el otro día, pero ahí estaba mi libro de pasta para iluminarme... ¡A cocinar!

Ingredientes:
Yo os pongo cantidades aprox para 4 personas, pero cada uno tiene que valorar cuanta pasta come... :)
  • 500gr macarrones
  • Perejil fresco
  • 4 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
Preparación:
  • Para ir ganando tiempo ponemos una olla grande llena de agua a hervir, acordaos de la sal (probad un poco el agua para ver cuando está bien de sal).
Un apunte: al agua donde vamos a hervir la pasta NO se le pone aceite (si os interesa el por qué, no tenéis más que preguntar y lo pongo encantado!)

  • Mientras, picamos perejil bien finito y los dientes de ajo los cortamos en láminas no muy gordas.
  • En una sartén con (aproximadamente) 5 cucharadas de aceite (esto es a ojo, con una capa fina en la sartén será suficiente), ponemos los ajos a dorar a fuego medio...
ATENCIÓN: es absolutamente clave para está receta que no se quemen los ajos. Tenéis que estar encima y cuando se vean doraditos, añadís el perejil, dais un par de vueltas y reserváis.

  • Es el momento de poner la pasta a hervir. Con el agua ya salada e hirviendo, metemos los macarrones y los dejamos hervir el tiempo que indique en el envase, y si no lo indica los probamos :) (como orientación pensad que la pasta seca suele tardar más de 7 min, mientras que la fresca en un minuto o dos puede estar lista).
  • Cuando ya tenemos la pasta preparada, escurrimos (sin lavar con agua fría) e incorporamos a la sartén con el aglio olio para darle un par de vueltas a fuego alegre antes de servir.
  • Una vez preparado el plato, queda a nuestro gusto añadir un poco de pimienta recién molida y queso parmesano a la receta.
Y esto es todo! Algunos pensaran que es una receta demasiado sencilla y la olvidarán... Error! De veras que vale la pena y queda un plato espectacular, ¡os sacará de algún apuro!

¡Que aproveche!

Os ánimo a que vayáis preparando vuestro lado más oriental porque en mi próxima entrega empezaré una serie de recetas/artículos sobre el sushi y la comida japonesa!

Un abrazo!

Ernesto




6 comentarios:

ORI dijo...

Esta receta la he hecho con espaguetis y sin perejil y doy fe que estan muy ricos.
Yo al escurrirlos siempre los paso por agua fria, para que queden sueltos. Las veces que no los he refrescado se quedan un poco pastosos.

un beso

Eva dijo...

Me encanta que sea una receta tan fácil, así la pruebo seguro!!
Mmm... por cierto, yo si tengo curiosidad sobre el no poner aceite al agua de hervir... nos lo cuentas??
Eva

SABORES dijo...

UN consejo ori, la pasta nunca se pada por agua fría porque pierde mucho sabor el plato, si ves que te queda pastoso trata de cocerlo un poquito menos. Un abrazo!

Eva, faltaría más! El tema es muy sencillo, cuando ponemos aceite en el agua de cocción hacemos que la pasta coja una capa fina de grasa (aceite), y esa capa hace que luego la salsa que le añadimos no llegue a cojer bién a la pasta y por tanto, restamos mucho sabor al plato...
Normalmente la gente pone aceite para que la pasta no se pegue, pero evitar esto es tan sencillo como mover la pasta durante los primeros instantes de cocción dentro del agua...

Un abrazo!

Eva dijo...

Gracias! lo tendré en cuenta ;-)
Eva

Mary dijo...

sencillitos y seguro que muy ricos y aqui teneis una seguidora mas y os dejo mi blog por si quereis hecharle un vistacillo


http://mary505.blogspot.com/

SABORES dijo...

Bienvenida al blog! Sí, esta receta es apta para todos los públicos y queda muy buena!

Seguimos tu blog!

Publicar un comentario

Deja aquí tu opinión o tus dudas